Embargo ilegal de cuentas bancarias por autoridades fiscales: Denuncielas

Embargo ilegal de cuentas bancariasCuando a los contribuyentes se les ha determinado un crédito fiscal, las autoridades (SAT, IMSS, INFONAVIT), están facultadas para iniciar el Procedimiento Administrativo de Ejecución (PAE) requiriendo de pago al contribuyente y, en caso de que éste no demuestre haberlo liquidado, proceder al embargo de bienes, para que una vez rematados o adjudicados a favor del fisco federal se haga efectivo el cobro de dicho crédito.

Las autoridades fiscales también están autorizadas a realizar embargos precautorios cuando haya un peligro inminente de que el contribuyente realice cualquier maniobra tendiente a evadir el cumplimiento de pago de un crédito fiscal o bien a realizar aseguramiento de bienes, aún cuando no haya un crédito fiscal determinado, pero el contribuyente obstaculice las facultades de comprobación (auditorias) o no se pueda notificar el inicio de las mismas por haber desaparecido o por ignorarse el domicilio de éste.

Ahora, si bien el Código Fiscal de la Federación faculta a las autoridades a realizar embargos se requiere que se presenten los supuestos y se sigan los procedimientos previstos en la ley, porque de lo contrario la autoridad fiscal está actuando fuera del marco legal, incurriendo en responsabilidad administrativa e inclusive en la comisión de delitos, situaciones que tienen como sanción desde una simple amonestación o multa hasta la destitución de su cargo o pena privativa de libertad.

Desafortunadamente en los últimos años, las autoridades fiscales han realizado numerosos embargos de cuentas bancarias de los contribuyentes en forma ilegal, lo que les ha funcionado como una medida de presión para que éste pague sus adeudos fiscales, práctica que con independencia de que sea ilegal, causa graves problemas porque paraliza las operaciones de las empresas e inclusive pone en grave riesgo la existencia de las mismas.

Solo a manera de ejemplo, el INFONAVIT ordenó de 2009 a 2011 un total de 13,933 inmovilizaciones de cuentas bancarias según información obtenida por conducto del Instituto de Acceso a la Información pública (IFAI) el 20 de febrero de 2012.

Ocurre generalmente que, el empresario se da cuenta del embargo de sus cuentas bancarias porque al pretender hacer un movimiento en su cuenta se ve impedido de hacerlo o bien porque extiende un cheque y el beneficiario le avisa que la institución bancaria no le paga el mismo por encontrarse inmovilizada su cuenta; acude entonces a su banco y el funcionario se limita a decirle que sí están embargadas por orden de una autoridad pero sin darle copia del oficio y a veces hasta sin informarle qué autoridad precisamente es la que ordenó el embargo por conducto de la comisión nacional bancaria y de valores (CNVB) y, comienza entonces su “via crucis” para investigar el origen del embargo, contratación de abogados para ejercer su defensa, solicitar créditos para el pago de sus compromisos económicos con proveedores, empleados, etc. Todo ello porque la autoridad realizó el embargo sin respetar los procedimientos y supuestos para ello.

Lo anterior ocurre y seguirá ocurriendo en perjuicio de las empresas directamente embargadas, de las empresas que tienen relación con éstas últimas, de los trabajadores e inclusive del propio fisco (al impedir que las empresas realizan operaciones pierden dinero y dejan de generar impuestos) entre otros afectados, porque no se han interpuesto quejas y denuncias contra los funcionarios que ordenan ilegalmente el embargo de las cuentas bancarias y éstos no han sufrido ninguna consecuencia de su indebida actuación.

No basta el presentar los medios de defensa a favor del contribuyente para lograr el levantamiento del embargo sobre sus bienes, sino que se hace necesario presentar las quejas y denuncias contra los funcionarios que actuaron ilegalmente para que éstos comiencen a sufrir las consecuencias de su actuación contraria a derecho.

Se recomienda en estos casos presentar la queja ante la procuraduría de la defensa del contribuyente (PRODECON) y ante la contraloría interna del SAT, IMSS e INFONAVIT. Lo cual puede hacerse mediante el portal de internet de cada una de esas dependencias y donde solo se requiere de llenar un formato con los datos del contribuyente, los actos que se reclaman y las pruebas que se ofrezcan.

No tenga temor a las “represalias”, porque tales no existen, por el contrario, logrará hacer del conocimiento de la autoridad que no es un sujeto al que puedan atropellarle sus derechos sin consecuencias para la autoridad y será respetado; además usted sólo está haciendo valer un derecho de queja por actuaciones de la autoridad que considera ilegales mientras que los funcionarios están en riesgo de ser sancionados, incluso con la pérdida de su empleo, lo que seguramente será un freno a estas deplorables prácticas.

Licenciada en Administracion de Empresas y en Derecho.
Asesora Empresarial en Materia Fiscal.
Directora de QB Asesores Fiscales

Twitter LinkedIn 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE