¿Qué error tuvieron las empresas al emitir su Declaración Anual?

El día de ayer participé en un desayuno con varios contadores públicos dedicados, al igual que nosotros, a dictaminar financieramente a distintas empresas; y en su caso, a emitir opiniones sobre su situación fiscal.

Durante la reunión, uno de estos auditores nos decía: “Estoy muy preocupado por el error que cometió la mayoría de las empresas que dictamino durante la emisión de su Declaración Anual 2014”.

La verdad llamó mi atención, por lo que le pedí nos precisara sobre el problema que había identificado.

“¡Pequeño detalle, pero muy peligroso!, me contestó. “El problema que ubicamos es que ahora que las empresas tuvieron que emitir su declaración de impuestos 2014, la mayoría de nuestros clientes, manifestaron en el formato electrónico que optaron por dictaminarse para efectos fiscales”.

Abruptamente, uno de los contadores que estaba en la mesa lo interrumpió y le cuestionó si dichas empresas cumplen con las nuevas características consideradas por la Reforma Fiscal para optar por la alternativa de que su auditor financiero opine sobre su situación fiscal y les emita el comúnmente llamado “dictamen fiscal”.

“¡Precisamente ese fue el error!, ya que estrictamente no tienen la opción para fiscalmente dictaminarse al no cumplir con los requisitos; sin embargo, virtualmente ellos ya se comprometieron con el SAT; y por lo tanto, incorrectamente comprometieron a su auditor para generar dicho trabajo”.

Entonces el problema es que muchas pequeñas y medianas empresas al momento de emitir su Declaración Anual 2014 el pasado mes de marzo, erróneamente y quizá aún sin darse cuenta, se obligaron fiscalmente a dictaminarse sin estar coordinadas con sus dictaminadores financieros al respecto. Le contestaron a mi colega.

“Así es, y consecuentemente, dicha falta de coordinación entre empresa y auditor financiero, obviamente generará que las plataformas electrónicas del SAT detecten en su momento que tanto la empresa como su correspondiente auditor incumplieron con la presentación del dictamen fiscal”.

En ese momento, se destapó una larga discusión entre los estábamos presentes para tratar de estimar los posibles efectos; sin embargo, lo que vale la pena comentar es que todos coincidimos en que lamentablemente las mencionadas plataformas electrónicas del SAT seguramente generarán una serie de alertas que, aunque estén infundadas al estar originadas en un pequeño detalle forma, provocarán resoluciones administrativas que significarán riesgos tanto para la empresa como para su correspondiente dictaminador.

En caso de que estemos en dicho error, ¿cuál sería el paso a seguir?, le preguntaron al contador publico y auditor que nos hacía la observación.

“Mi sugerencia es que busquen coordinarse rápidamente con las empresas que están dictaminando financieramente; y estén al tanto, si se cometió el error que platicamos. De ser así, lo que habría que hacer es tomar decisiones en conjunto entre el auditor y la empresa y realizar las aclaraciones que procedan ante la autoridad fiscal”.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Monterrey (UdeM)
Socio Director del Área de Consultoría Integral de Negocios del Despacho Elizondo Cantú, S.C.
Consultor jurídico- fiscal en materia de tratamientos fiscales internacionales, aspectos corporativos y de precios de transferencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE