Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos ¿Me beneficia?

Derechos HumanosEl 10 de junio de 2011 se publico en el Diario Oficial de la Federación una reforma a nuestra constitución que es de especial trascendencia por referirse a Derechos Humanos.

Los Derechos humanos son todos aquellos derechos que se tienen por el simple hecho de ser personas, entre otros: la vida, la libertad, la igualdad, la seguridad, a no ser torturado o maltratado, a la no discriminación, acceso a la justicia, a ser escuchado, presunción de inocencia, a la no retroactividad de las leyes en perjuicio, privacidad, libre circulación en su país y fuera de él, nacionalidad, al matrimonio e integración de una familia, a la propiedad, libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, libertad de opinión y expresión, libertad de reunión y asociación pacífica, participar en la vida política de su país, votar y ser votado, a la seguridad social, al trabajo, a la remuneración en condiciones de equidad y en forma satisfactoria, a sindicalizarse, a la maternidad, participación en la vida cultural, protección de los bienes morales y materiales, al orden social nacional e internacional que garantice el respeto de los derechos humanos.

Evidentemente el ejercicio de dichos derechos y disfrute de libertades debe estar sujeto a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

En nuestra constitución sí existía referencia a algunos derechos humanos y se preveían procedimientos para garantizar su aplicación sin embargo esta reforma ha establecido de una manera más correcta y completa el deber del estado para promover, respetar, proteger y garantizar tales derechos.

Entre otros aspectos se establece el principio de beneficio más amplio, que consiste en que para la resolución de los casos que se presentan ante los juzgadores, éstos no deben solo sujetarse a lo dispuesto en la constitución sino incluso a los tratados internacionales en materia de derechos humanos, garantizando que siempre se aplique la ley que más beneficie a las personas.

Un ejemplo de tal circunstancia es el “arraigo” que es la detención temporal de una persona a la que se le presume responsable de la comisión de un delito cuando se considera que éste pueda sustraerse a la justicia, mientras que la autoridad investigadora realice las investigaciones para acreditar su responsabilidad.

El arraigo, es una medida que prevé actualmente nuestra constitución pero que se contrapone con el derecho a la presunción de inocencia, de debido proceso, de privación de libertad, entre otros derechos, por lo cual esta medida se contrapone a los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Previo a la reforma constitucional una persona arraigada no podía alegar en su defensa mediante el amparo, la “inconstitucionalidad” de la medida adoptada en su perjuicio, ya que dicha medida está contemplada en la constitución, sin embargo a partir de la reforma puede alegarse en su favor la “inconvencionalidad” del acto, por ser contrario, precisamente a los tratados internacionales, debiendo el juzgador aplicar el criterio de la protección más amplia que favorezca a la persona, es decir lo convenido por nuestro país en los tratados internacionales, pudiendo llegar el caso, no solo hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino incluso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos u otras instancias internacionales.

Visto este ejemplo, podemos apreciar de manera más clara como este cambio en la constitución y prácticamente en todo el sistema jurídico mexicano, genera un cambio sustancial que sin duda será de gran beneficio para las personas que se encuentren en nuestro país, sin importar su nacionalidad, raza, o condición social, porque se trata de derechos de los “seres humanos” en general no solo de los ciudadanos mexicanos.

Recientemente se se aprueba la ley de amparo para adecuarse a estas reformas constitucionales, por lo que la tarea del estado en materia legislativa está hecha, solo falta que las personas hagamos valer estos derechos y libertades pero como ya se preciso, bajo la premisa del respeto a los derechos y libertades de los demás para coadyuvar al orden social al que aspiramos.

Licenciada en Administracion de Empresas y en Derecho.
Asesora Empresarial en Materia Fiscal.
Directora de QB Asesores Fiscales

Twitter LinkedIn 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE