No existe amor semejante al de una Madre; es total, incondicional y desinteresado. Da todo sin esperar nada a cambio; deja sus necesidades a un lado por asistir a sus hijos a cualquier hora; formarlos, alimentarlos, educarlos y solo tiene como recompensa que sean mujeres y hombres de bien. Saber que sus hijos sean útiles […]